2012-11-01

¡GRIEGOS MUERTOS.... DE RISA!

Para variar y enfocar estos días de una manera menos triste, aquí os dejo estos personajes griegos que murieron de una forma bastante curiosa.

ZEUXIS.
Pintor griego nacido en Heraclea en el año 469 A.C. Se cuenta que pintaba con tal realismo que una vez pintó unas uvas que engañaron a los gorriones. Murió de risa cuando una mujer vieja le encargó una pintura de Afrodita y le dijo que la utilizara a ella como modelo.

CRISIPO. 
Filósofo estoico griego, discípulo de Zenón. Nacido en Solis en el año 280 A.C. En el 232 asumió la dirección de la Stoa. Autor de unas doscientas obras que trataban de Lógica y Ética, de las que solo quedan fragmentos.  Murió de risa al ver como su burro, tras haberlo emborrachado, intentaba comer unos higos chumbos.

FILEMÓN.
Poeta cómico griego, rival de Menandro, nacido en Siracusa en el año 320 A.C. 
Conocemos dos de sus comedias porque fueron adaptadas por Plauto en el Mercator y el Trinummus. Murió en Atenas, a los noventa y siete años, de un ataque de risa mientras leía uno de sus propios chistes.

DEMÓCRITO DE ABDERA.(460 A.C.)
Filósofo griego, autor de la teoría de los átomos. Decía que las cualidades de la cosas (color, frío, calor, dulce, etc.), son solo imaginación de nuestros sentidos. Los átomos, que se mueven  en el espacio vacío, al chocar forman las cosas del mundo. Murió a los noventa años de risa melancólica, la cual produce en el organismo una bilis negra llamada también atrabilis.  

4 comentarios:

La cueva del río David Sánchez dijo...

Pero... ¿Cómo se muere uno de risa? ¿Un paro cardíaco? ¿Se ahogaron? ¿Se calleron por una ventana mientras se retorcían y reían?

Qué cosas!!!

Isabel dijo...

Un paro cardiaco,un ataque de asma, asfixia.... todo muy agradable!

Michael Toora dijo...

Estas cosas sí que pasan.Un amigo de mi padre murió de risa tras ver una película de Laurel y Hardy. Le sacaron del cine y le llevaron directo al hospital porque no podía parar de reir y sí, allí se le paró el corazón. Y dicen que es sano reir, pues ni de eso se puede abusar.

Isabel dijo...

Pobre hombre!